El simbolismo en la obra de Prestell

Concha López Mosteiro

Crítica de Arte

Alguien dijo que pintar es un lenguaje totalmente arcaico y primitivo, y en la obra de Luis Ángel Prestell (Madrid, 1964) se manifiesta de forma explícita ese continuo volver la vista hacia vivencias evocadoras de un pasado atávico pero que sigue indeleble en nosotros.

Por ello, su pintura se nos antoja lejana pero al mismo tiempo próxima, quizás porque en nosotros anida ese poso que la historia nos va dejando. Alguno de sus cuadros, su simbolismo nos trae recuerdos de culturas africanas y orientales; y en otros, los círculos y formas nos hablan de Astrolabio, de manuscritos y de mapamundis antiguos.

Es un lenguaje alegórico donde a veces lo misterioso también tiene su razón de ser, como de primigenia que tiene.

En la obra de Prestell se manifiesta de forma explícita ese continuo volver la vista hacia vivencias evocadoras de un pasado atávico pero que sigue indeleble en nosotros, por ello, su pintura se nos antoja lejana pero al mismo tiempo próxima, quizás porque en nosotros anida ese poso que la historia nos va dejando...

Como bien señala el propio Prestell, esta muestra es la suma de muchos tiempos, que son en definitiva los que han ido marcando su trayectoria.

Tras licenciarse en Bellas Artes por la Universidad de Madrid en 1988 obtuvo una Beca de intercambio cultural con la Facultad de Clermont-Ferrand (Francia), y al año siguiente, consiguió la Beca Erasmus de formación en la Academia de Bellas Artes de Venecia. Ha participado en diversos certámenes de pintura.

Ha participado en varias colectivas durante la década de los noventa, y en cuatro individuales. Tras esta exposición en Ceuta, colgará su obra, a partir del 13 de enero, por los Institutos Cervantes de Tánger, y Chaouen (Marruecos).

Incluso ya tiene cita en octubre del 2001: será en el Museum der Schwalm, Schwalmstadt, Alemania. Como señala José Antonio Rodríguez Alva en el catálogo:

“Quizá nada sea cierto en la vida de los hombres, pero estos lienzos hablan por nosotros”.

En: EL PUNTO DE LAS ARTES, 21 de diciembre de 1999 al 13 de enero del 2000.